Saltar al contenido
entrenamientoencasa.online

¿Qué saber sobre las zapatillas running?

El hábito de correr, es un arma de doble filo, aporta muchos beneficios a nuestra persona, tanto físicos como psicológicos, pero, por una mala elección de las zapatillas de running, nos podemos llevar a casa una molestia o incluso una lesión, por un lado por la técnica de carrera que tenemos o utilizamos, y por otra, por las zapatillas de correr que utilicemos.

Las zapatillas running no solo se distinguen entre sí por marcas, sino por géneros, tipo de amortiguación, tipo de pisada, y por supuesto, por talla, un factor que pasa desapercibido muchas veces.

Género al comprar zapatillas running

Antes de diferenciar las zapatillas de correr por marca, las hemos de diferenciar por género, ya que, mucha gente no sabe que, los hombres y las mujeres, no apoyan el pie al andar y al correr igual. Por lo que, las marcas diseñan una horma con composición de suela y amortiguación adaptada por sexos, por lo que, si vamos en busca y captura de unas zapatillas para hombre de la talla 41 y encontramos el modelo que buscamos en la versión mujer de la misma talla, no nos serán validas, con mucha probabilidad estaremos comprando el principio de una lesión.

En casos puntuales hay modelos unisex, que son un híbrido entre las dos pisadas, en este caso, el tallaje empieza con el más pequeño de mujer acabando con el más alto de hombre, y en la caja de las zapatillas vendrá perfectamente especificado mediante la silueta de un hombre junto a la de una mujer.

Marcas de zapatillas running

Ir directamente a comprar una marca de zapatillas de running concreta, no es lo importante a la hora de adquirir unas zapatillas. Lo verdaderamente importante es las características, las gamas y los materiales de estas, y ahí si que, las marcas top, son las que tienen un mayor abanico en cada una de sus gamas. Todas las marcas están preparadas para soportar cualquier tipo de pisada, con cualquier peso, así que lo que hay que hacer verdaderamente, es elegir lo más acertadamente posible la que cubra nuestras necesidades del presente concreto, no yendo a posibilidades futuras de “cuando corra más rápido me valdrán” o “así ya las tengo cuando adelgace”.

Tipo de pisada en las zapatillas de correr

En zapatillas running rápidas y ligeras como son las zapatillas voladoras, en las zapatillas de montaña de trail y zapatillas de clavos de pista de tartán, este aspecto no se tiene en cuenta, pero las zapatillas de running mixtas, se suele hacer distinciones por tipo de pisada.

Aclaramos que, todo lo leve nos lleva al centro. Me explico, si somos un poquito pronadores o un poquito supinadores, iremos directamente a por unas zapatillas neutras, ya que, las zapatillas de correr pronadoras y supinadores están diseñadas para compensar la pisada evitando que nos lesiones, y si no necesitamos esta corrección al correr, acabaremos lesionándonos en vez de evitar esta lesión. Lo ideal es primero notar molestia, y actuar en consecuencia a esta, mediante la corrección necesaria.

Así pues, todos los modelos los separaremos en:

Zapatillas running para neutros

Zapatillas para correr para los que tienen un apoyo plano en carrera, gente que desgasta la suela por igual en toda su superficie.

Zapatillas runner para pronadores leves, medios, severos

Zapatillas para correr para gente que apoya primero el perímetro externo del pie en carrera. Existen más y menos pronunciados, y, el principio básico de estas zapatillas son tener incrustada una especie de cuña que neutraliza este apoyo.

Zapatillas running para supinadores

Existen muy pocos corredores supinadores, por lo que, encontraremos menor variedad de modelos de zapatillas. El 95% de los pronadores, tienen esta pisada vinculada a algún tipo de accidente o intervención quirúrgica, siendo únicamente un 5% supinadores de nacimiento. En el mayor de los casos utilizaran zapatillas running para neutros.

Gama de las zapatillas para runners

La gama de las zapatillas va directamente relacionada con la calidad de los materiales de fabricación y el diseño de la amortiguación principalmente.

Tope de gama en zapatillas running

Son la gama más alta y por lo tanto la más cara. Suelen tener una mezcla de la máxima expresión en materiales de fabricación y amortiguación, por lo que, favorecerán la prevención de lesiones a gente con falta de técnica depurada o exceso de peso (no son la vacuna de la mala praxis, por lo que, si tu técnica de carrera, apoyo o peso es un factor lesivo para ti, te lesionaran más tarde que las de gama baja, pero no te dejarán exento de esta). El rango de precio suele estar entre los 140 y los 160€.

Gama alta en zapatillas running

Existen muy pocas diferencias entre la gama alta y la tope gama. Simplemente estas, tienen una prestación óptima para corredores un poquito menos pesados, por lo que, funcionan perfectamente para hacer muchos kilómetros o para corredores de peso medio alto. Con un precio que suele estar entre los 120€ y los 140€

Gama media en zapatillas running

Aquí solemos encontrar las mejor relación calidad precio si se adaptan a tus necesidades. Tienen materiales de gran calidad, y soportan pesos medios. Su precio ronda entro los 90€ hasta los 110€.

Gama baja en zapatillas running

No son malas zapatillas, existen verdaderas maravillas dentro de esta gama, por lo que, un corredor ocasional que no necesite una prestación excesiva en cuanto a amortiguación va a encontrar la zapatilla perfecta para salir a correr. Pese a ser “Gama baja” su precio oscila entre los 60 y los 90€, por lo que baratas no son, y malas tampoco son.

Zapatillas running según su uso

Mayormente el uso que vamos a darle a la zapatilla de correr es la que marcará nuestra necesidad. Ese uso va atado directamente a los kilómetros que pensamos correr.

Zapatillas running de entrenamiento

Pensadas para atribuirse la carga grande de los kilómetros a realizar. Por lo que será una zapatilla de correr bastante amortiguada adaptada a nuestras características. Están preparadas para utilizarse con sus prestaciones óptimas altas que comprenden segun modelo hasta 1000 kilómetros.

Zapatillas running de competición

Zapatillas de correr llamadas voladoras. Son muy ligeras, y reactivas, por lo que se distinguen frente a las de entrenamiento de tener mucha menos amortiguación en suela. Para aprovechar las prestaciones de estas zapatillas ya hay que correr a un ritmo menor de 4:20 minutos el km.

Zapatillas running mixtas

Las definiríamos como unas zapatillas de entrenamiento para personas con ritmo de carrera medio y zapatillas para carreras de un corredor de ritmo lento. A un mismo corredor no le valen como polivalentes para ambas, ya que, entrenamiento es parejo a muchos kilómetros y competición es parejo a máximas prestaciones que podamos alcanzar en cuanto a ritmo de carrera.

Zapatillas running de trail

Zapatillas para correr por la montaña, bastante amortiguadas, con protecciones mayores pensando en los factores que pueden existir en la montaña y con una suela con características más arraigadas a la adherencia y a ralentizar el desgaste de esta.

Zapatillas running velocidad o pista

Zapatillas de clavos principalmente. Cargan bastante los gemelos por lo que, necesitamos un periodo de adaptación con unas voladoras antes de dar el paso. Únicamente las utilizaremos en pista de tartán, y existe una variedad inmensa dentro de estas zapatillas, cada una adaptada a la especialidad a la que va destinada.

Talla de las zapatillas running

Pese a que parezca un básico, es un aspecto descuidado por muchos. ¿Qué talla de zapatillas a utilizar? No es lo mismo andar que correr, por lo que no se usa la misma talla. La zapatilla ideal para correr, tendrá el ancho de un pulgar holgado en la punta de la zapatilla. Así evitaremos de entrada, rozaduras, ampollas y uñas negras.

Zapatillas según peso, ritmo de carrera y ritmo medio

Hasta aquí podemos pensar que el peso del corredor es el que marca la zapatilla running que comprar, pero no es del todo así. El género, la pisada, los kilómetros que pensamos hacer en los entrenamientos, el ritmo medio de entrenamiento, el ritmo medio de carrera y el peso es lo que determinará que zapatillas running necesitamos. Por ejemplo: cuanto mayor sea el ritmo, independientemente del peso corporal que tengamos, hará que en ocasiones podamos prescindir de cierta amortiguación. Por lo que, una zapatilla indicada hasta 75 kilos pesando tu 85 puede ser apta para ti, aunque seguramente hay modelos de zapatillas de corredor que se adapten mejor a tu persona.

¿Por qué alternar zapatillas para diferentes entrenamientos?

Cada modelo de zapatilla  de correr tiene unas características únicas en cuanto a recepción de pisada, torsión de suela, reparto de cargas, cantidad de amortiguación, tipo de amortiguación, diferente horma, diferentes materiales e incluso, diferente manera de amarrar el pie.

La musculatura de nuestro cuerpo, tanto la que actúa de manera directa como la que actúa de manera indirecta se adapta a los movimientos que nuestro cuerpo produce en el impacto de cada zapatilla.

¿Es bueno alternar de Zapatillas de running en los entrenamientos?

Si, lo es. Estos cambios producen por pequeños que puedan parecer, variación en las cargas tanto externas como internas, en la actividad de alto impacto de correr. Por lo que, alternar de zapatillas proporcionará un desequilibrio de costumbres musculares adquiridas en los entrenamientos, y proporcionará una fortaleza menos segmentada en el conjunto músculo-esquelético utilizado en la carrera. Favorecerá tanto a músculos como a tendones y con ellos, estaremos dándole un ítem de más a la prevención de futuras lesiones.

Cambiar de escenario running

De igual modo, hacemos un entrenamiento más completo con el simple hecho de cambiar o alternar las zapatillas que utilizamos para correr. Estos cambios abarcan mucho más campo si además no siempre pisamos el mismo terreno. Cada suelo varía su dureza. El asfalto es el más duro de todos, hasta llegar a campos mixtos como puede ser la montaña y el amortiguado tartan.

Sea cual sea nuestra actividad principal, alternar de escenario e incluso trabajar cuestas y pendientes, proporcionará una fortaleza muscular completa, tanto a los músculos agonistas como a los antagonistas y sinergistas de la carrera. No podemos olvidar que, los entrenamientos con cambios de ritmos también producen cambios en la pisada y en el impuso en carrera, por lo que es un factor muy a tener en cuenta también.

Aun así, no debemos olvidar los objetivos, ya que, puede programarse todos estos pilares de un entrenamiento correcto en dentro de una planificación global.